En defensa de la Tradición, la Familia y la Propiedad

Portada del sitio > ... > Foro 6426

El bochornoso aprovechamiento de la visita papal a Bolivia, una estrategia revolucionaria

4 de agosto de 2015, 00:36, por Jorge Quesada Pérez

Señores, vayamos a una con el Papa. "Que sean uno como tú y yo somos uno", dice Jesús en su oración sacerdotal, Jn, cap. 17.

Los cristianos viejos que siempre hemos estado en la casa del Padre, no seamos recelosos como el hermano mayor de la parábola del Hijo Pródigo que se enfada con su Padre cuando "ese hijo tuyo que gastó su dinero con malas mujeres y le festejas"... de pronto está próximo a volver a la Casa (y el hijo pródigo de hoy tiene tantos rostros como las perversiones de la posmodenidad misma).

Como filósofo (aristotélico) e historiador (especialista en el periodo virreinal de la Nueva España), veo que este artículo es sincero y bienintencionado pero falto de serenidad, y por tanto, tendencioso.

Diría yo 3 cosas. a) Es verdad, en este pontificado, ciertos sectores culturales han instrumentalizado muchas frases descontextualizadas del Papa, reivindicando agendas ideológicas (ya liberales, ya marxistas, ya generistas, de la teoría "gender"), por declarar con "imprudencia"; b) Tan verdadero como lo anterior es que enormes segmentos culturales antes sordos e indiferentes a la fe cristiana, de pronto ven al cristianismo como un interlocutor valiosísimo para los debates contemporáneos (y eso vale oro). Para mí eso es una prueba actual de la Providencia. Dios guía la Iglesia. Justo cuando parecía que la fe era irrelevante en un occidente poscristiano, pansexualizado , consumista en extremo, ahora el cristianismo es de nuevo audible en los pasillos, en las aulas universitarias, en la opinión pública; c) Esto lleva un gran compromiso, el imperativo obligado para cualquier católico practicante y culto es entender el mensaje del Papa (leer todas sus catequesis e intervenciones, intentando llegar al espíritu de los mensajes y no a la epidermis), empatándolo con la Biblia y con el Catecismo de la Iglesia Católica, con los documentos del Concilio Vaticano II, buscando la conexión con las fecundas encíclicas del Papa Juan Pablo II y Benedicto. Y entonces, viene la paz de conciencia (y no la alarma). Yo quiero mucho a Francisco, tanto como a JPII y a Benedicto.

Señores, de Dios es el mundo y Él se lo alquila a los valientes. No nos espantemos porque el Papa camina entre lobos. Es su deber... Recemos por él. Vayamos con él.

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.