Portada del sitio > Temas internacionales > Actualidad Internacional > La pandemia y la ideología LGBT

UNA CONSECUENCIA INDIRECTA DEL COVID-19

La pandemia y la ideología LGBT

por Julio Loredo, desde Italia

Jueves 30 de julio de 2020

Nada como un buen baño de realidad. Con la pandemia de Covid-19 ya menguando en Europa, comienza ahora un período de reflexión. ¿Podemos aprender algo de lo que pasó? Entre las lecciones que nos deja este virus chino, hay una que provocará mucha discusión: digan lo que digan las feministas y los ideólogos LGBT, hombres y mujeres no son iguales.

La esencia de la ideología LGBT es el concepto de “fluidez de género”: yo no nací con un sexo determinado por mi naturaleza y, por lo tanto, invariable, sino que puedo ser lo que me dé la gana según mi fantasía. En esta forma, de los dos sexos naturales pasamos a las decenas o centenas de posibles “géneros”. Se sabe que la imaginación es muy fértil, sobretodo cuando sigue las pasiones descarriladas...

De vez en cuando, sin embargo, la Madre Naturaleza (es decir, Dios Creador de la naturaleza) se venga.

La actual pandemia ha dejado en claro algo que ya se había observado durante las epidemias anteriores de SARS-1 en 2003 y de MERS en 2016: los hombres y las mujeres reaccionan de manera muy diferente frente al virus. Esto por una razón muy simple: su sistema inmunológico no es igual.

«Más fuertes, pero también más frágiles —escribe Elena Meli en el "Corriere della Salute"—, las mujeres no son iguales a los hombres a la hora de defenderse de las infecciones. De hecho, nosotras tenemos un sistema inmunitario supereficiente. (...) Sin embargo, si tales defensas feroces se descontrolan, pueden convertirse en un problema grave. Así, las mujeres corren un mayor riesgo de padecer enfermedades autoinmunes, aquellas en las que el sistema inmunitario “enloquece”. (...) El sistema que nos defiende de los gérmenes es mucho más potente que el de los hombres» [1]. De hecho, el 80% de los pacientes con enfermedades autoinmunes son mujeres.

Esta diferencia de reacción entre los sexos se ha comprobado con la actual pandemia: «Los dos sexos sufren de manera diferente y el COVID-19 no es una excepción —dice el profesor Carlo Selmi, responsable de Reumatología e Inmunología Clínica en el Hospital Humanitas de Milán—. De hecho, éste es otro caso de enfermedad infecciosa en la que los hombres tienen peores resultados que las mujeres. (...) Todo indica que hombres y mujeres responden de manera diferente al SARS-CoV-2, como ya había sucedido en el caso del SARS-1» [2]. El Prof. Selmi acaba de publicar un interesante libro dedicado al sistema inmunitario femenino: “Fortissime per natura” (Piemme, 2020).

Desde el comienzo de esta pandemia se ha observado que, en todas partes, los hombres mueren más del doble que las mujeres. “Esto se debe a una combinación de factores: genes, hormonas, sistema inmunitario y comportamiento, que son diferentes entre hombres y mujeres —explica la profesora Jenny Graves, catedrática de Genética de la Universidad La Trobe en Melbourne—. Los hombres y las mujeres son biológicamente diferentes, son diferentes en sus cromosomas y en sus genes. (...) Son las hormonas, producidas a partir de una herencia genética diversa, las que controlan las muchas y obvias diferencias entre hombres y mujeres (...) influyendo por ende en sus respectivos comportamientos». La profesora australiana concluye: «Las diferencias entre los sexos determinan diferencias en la frecuencia, gravedad y en el tratamiento de muchas enfermedades. El caso del COVID-19 cae dentro de este criterio (...) que es común a todos los mamíferos» [3].

Un estudio de 5700 pacientes con COVID-19 ingresados ​​en hospitales de Nueva York mostró que el 61% eran hombres. Además, la tasa de mortalidad masculina es casi el doble que la femenina [4].

Por más que se repita el eslogan "las mujeres trans también son mujeres", su funcionamiento biológico dice lo contrario: son varones.

«El nuevo coronavirus tiende a afectar a los hombres mucho más severamente que a las mujeres —explica Laura Geggel en “Live Science”— y es posible que las hormonas sexuales estrógeno y testosterona puedan desempeñar un papel, según investigaciones previas sobre enfermedades respiratorias. O tal vez sea porque el cromosoma X (las mujeres tienen dos, mientras que los hombres solo uno) tiene una mayor cantidad de genes relacionados con el sistema inmunitario, lo que da a las mujeres un sistema inmunitario más robusto para combatir el coronavirus. O quizás el virus se esconde en los testículos, que tienen una gran cantidad de receptores ACE2, que permiten que el SARS-CoV-2 penetre las células» [5].

El mismo fenómeno ya se había observado en la epidemia de MERS (Síndrome Respiratorio de Medio Oriente), un SARS que golpeó el Medio Oriente en 2016, matando a muchos más hombres que mujeres. Tanto así que los árabes, en broma, lo llamaron “la gripe de los hombres” [6].

Los ejemplos, todos extraídos de publicaciones académicas, podrían multiplicarse.

A pesar de ello, los gobiernos respondieron al COVID-19 elaborando protocolos de salud iguales para hombres y mujeres. Esto enfurece a las activistas feministas y a los ideólogos LGBT, que lamentan la “falta de perspectiva de género”.

«Para satisfacer las necesidades de las mujeres durante la pandemia de COVID-19, necesitamos desarrollar una perspectiva de género y comprender los diferentes roles y desigualdades de género entre hombres y mujeres, incluso en la vida cotidiana. (...) Debemos incorporar una perspectiva de género en nuestra estrategia en tiempos de pandemia», escribe la feminista española Elena Marbán [7]. Ella propone una “respuesta desigual al coronavirus, diferenciada según el género”, tal vez sin darse cuenta de que, de esta manera, destruye las propias raíces de las ideologías feminista y LGBT, fundadas precisamente en la igualdad de los géneros.

Nada como un buen baño de realidad...


[1Elena MELI, Donne fragili perché forti, “Corriere della Salute”, 20 de mayo de 2020.

[2Apud idem.

[3Jenny GRAVES, Why do more men die from coronavirus than women?, en “The Conversation”, https://theconversation.com/why-do-more-men-die-from-coronavirus-than-women-136038.

[4Safiya RICHARDSON et al., Presenting Characteristics, Comorbidities, and Outcomes Among 5700 Patients Hospitalized With COVID-19 in the New York City Area, JAMA, 22 de abril de 2020.

[5Laura GEGGEL, Why are more men dying from COVID-19?, “Live Science”, https://www.livescience.com/why-covid-19-more-severe-men.html

[6MATSUYAMA et al., Clinical determinants of the severity of Middle East respiratory syndrome (MERS): a systematic review and meta-analysis, “BMC Public Health”, 16, 2016.

[7Elena MARBÁN, Gender Inequality in Response to the New Coronavirus, “ISGlobal”, https://www.isglobal.org/en/healthisglobal/-/custom-blog-portlet/la-inequidad-de-genero-en-respuesta-al-nuevo-coronavirus/5573964/0



Suscríbase a nuestro
boletín electrónico
Nombre
Correo

Comentar

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?

Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.


Comentar en Facebook